antonio navarro

martes, 23 de octubre de 2012

Desde el Partido Socialista denunciamos el agravio comparativo que están sufriendo los propietarios de las viviendas que se están derribando ahora.

El responsable de la Comisión Ejecutiva sobre temas relacionados con los Seísmos, Antonio Navarro, ha denunciado que el coste de derribo y desescombro en unos casos sea por cuenta del Estado, y en otros casos el coste lo tengan que soportar los propios afectados. Máxime, cuando el responsable es el Ayuntamiento.

El Vicesecretario y responsable de la Comisión Ejecutiva Local sobre temas relacionados con los Seísmos, Antonio Navarro, ha aclarado que “desde el Partido Socialista, entendemos que no es de recibo el agravio comparativo que se está cometiendo con los vecinos que durante catorce largos meses, han estado en la calle porque su vivienda estaba en situación de “indefinición” y ahora, después de todo este tiempo, si estas viviendas se definen como “ruina técnica”, son los propios vecinos los que se tienen que hacer cargo de los costes del derribo y desescombro”.
“Es más, la información que tenemos es que después de tantos meses esperando; desde el Ayuntamiento han estado resolviendo expedientes casi sistemáticamente como “ruina económica”, seguramente porque esta es la opción menos costosa para las administraciones. No se ha tenido en cuenta la diferencia del coste para el ciudadano que conlleva que su edificio sea declarado ruina técnica o ruina económica. Esta hipótesis la refuerza el hecho de que han sido muchos los casos en los que después de decretar ruina económica, los vecinos han protestado y solicitado una segunda opinión, y han conseguido que cambien la calificación a ruina técnica. Y en ningún caso ha sucedido al revés”, ha denunciado Navarro.
El dirigente socialista ha puntualizado que “se debe decretar ruina técnica cuando el coste de reparación del Edificio está o pueda estar por encima del valor de reconstrucción. Por lo tanto, el edificio tiene que ser derribado y el Consorcio o la Administración tienen que asumir el coste total de su reconstrucción. Mientras que se decreta ruina económica cuando el coste de reparación supera el 55 % del valor de reconstrucción. Con lo que en estos casos, el Consorcio o la Administración solo se hacen cargo del coste de reparación. Así, si los vecinos por mayor seguridad deciden reconstruir, tendrán que asumir ellos la diferencia entre el coste de reparación y el de reconstrucción”.
Navarro Pérez ha proseguido afirmando que “todos sabemos, que si estos expedientes de derribo que se están decretando ahora se hubiesen decretado antes del mes de Septiembre de 2011, hubiesen entrado dentro de los gastos de Emergencia y hubiesen sido asumidos por la Administración Central. Y a nadie se le escapa que si esto no ha ocurrido, no es por culpa de los damnificados, sino por culpa de la lentitud del Ayuntamiento. Por lo tanto, entendemos que no es justo ni lógico que a unos vecinos el coste del derribo haya sido por cuenta del Estado y otros vecinos se lo tengan que pagar ellos”.
Antonio Navarro ha finalizado matizando que “desde el Partido Socialista animamos a los vecinos que se encuentren en esta situación a que si su vivienda ha sido declarada ruina económica y no están de acuerdo, pidan una segunda inspección e, incluso, efectúen una inspección privada para que se vuelva a estudiar su expediente. Si es afectado de esos edificios que se están derribando ahora, exija que el coste de los derribos y desescombro corra por cuenta de la Administración Central o de los 21 millones del Fondo de Solidaridad Europeo o de donde sea; pero no con cargo a los vecinos, porque es un agravio comparativo que a unos sí se le haya pagado este gasto y a otros no”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario